×
×

Un año sin Juan Arango en la Vinotinto

Erasmo Hernández
Hace 2 años

Muchos pensamos que nunca pasaría, pero hoy nos damos cuenta que ya ha pasado un largo año desde que según el mismo jugador, su ciclo en la Vinotinto llegó a su fin aquel 8 de Septiembre en 2015. El eterno capitán dejó de vestir la 18, la cinta la dejó en herencia a Tomás Rincón, pero sus goles con la selección siempre que los veamos nos sacarán una sonrisa, todos tenemos una historia o un recuerdo de los goles del gran Arango. Todos tenemos una opinión sobre el capitán, invitamos a reconocidos periodistas a dejarnos su opinión del 18:

Richard MéndezESPN [@RichardGol_ESPN]: “El hechicero de la cancha. El que ponía magia en la cancha y el que podría ver el partido un segundo antes que el resto, por eso siempre tomó decisiones correctas”

Juan José BuscaliaFox Sports [@JBuscalia]: “Fue un futbolista que marcó una época en al selección. Primero por sus virtudes futbolísticas, abanderado de toda una generación que le dio un crecimiento sostenido al fútbol venezolano. Fue y se hizo muy fuerte en el fútbol europeo. Siempre tuvo una gran devoción y compromiso por su selección, creo que eso es el gran aporte que le dio al fútbol venezolano, porque no solamente se quedó en logros personales, porque quiso ofrendarle su talento y su crecimiento a su querida selección vinotinto. Me parece que es uno de los jugadores que han marcado a fuego los últimos años del fútbol venezolano y cuando pase el tiempo será reconocido como uno de los 3 o 4 más destacados en la historia de su país.”

Antes del amistoso con Panamá, Arango avisó que ofrecería una rueda de prensa al finalizar el compromiso, no confesó el motivo en ese momento, pero poco tardó en hacerlo al sentarse rodeado de todos sus compañeros de esa convocatoria. Aquí el video de aquella tristísima conferencia donde el capitán se despidió, no nos dio tiempo de agradecerle por tanto.

Desde que eso sucedió muchos seguimos extrañándolo, quizá nos aferramos demasiado al gran ídolo de varias generaciones de futbolistas y nos negamos al hecho de pensar que vendrán nuevos talentos similares o mejores.

Gracias capitán, gracias por tanto.

Publicidad