×
×

Cinco razones para el nombramiento de Rafael Dudamel

Redacción @Futbolestodo
Hace 2 años

RazonesRafaDudamelAbril llegó con movimientos para la Federación Venezolana de Fútbol (FVF), y en particular para la vinotinto. Luego de un proceso infructuoso de menos de dos años con Noel Sanvicente, el ente rector del deporte rey en el país decidió dar un giro en el timón y entregar su gran proyecto a manos nuevas.

El técnico Rafael Dudamel, yaracuyano de 43 años, será el encargado de llevar los hilos del combinado patrio en un momento álgido en el que están en carne viva conflictos entre jugadores, patrocinantes y federativos. Sin presión inmediata por buenos resultados, el estratega deberá intentar formar una burbuja que aísle al grupo de los problemas extradeportivos.

Luego de la rueda de prensa del presidente de la FVF, Laureano González, el pasado viernes, en la que no estuvo presente ni el seleccionador saliente Noel Sanvicente ni el entrante, se extraen cinco razones que empujaron a la designación del también entrenador de la vinotinto Sub-20.

1) No hay dólares. Laureano González fue enfático en que la falta de divisas redujo el universo de escogencias y que además no es partidario de contratar entrenadores extranjeros de baja categoría. Queda la pregunta, ¿de haber dólares la opción principal seguiría siendo Rafael Dudamel? Independientemente de eso, en este momento lo es. En el reducido espectro de elegibles, la experiencia, el perfil ganador y su preparación integral dentro del fútbol se impuso ante otro nombre sonante como el de Eduardo Saragó. De entrada, para trabajar con un camerino tocado, parece ser la decisión más acertada aunque le tocará probarse por primera vez ante jugadores de tanto peso y jerarquía nacional e internacional como Salomón Rondón, Tomás Rincón u Oswaldo Vizcarrondo, algo muy distinto a un camerino de selecciones de categorías inferiores.

2) Resultados decentes. La elección de Noel Sanvicente estuvo atada siempre al hecho de que es el técnico más ganador del fútbol venezolano. Esa máxima prevalece entre los seleccionadores. Deben destacar y ser ganadores a nivel de clubes para poder dar el salto a un combinado nacional. La vinotinto siguió ese patrón con Rafael Dudamel quien ha dirigido a Estudiantes de Mérida y Deportivo Lara, además de la selección Sub-17. Con los académicos fue una especie de ensayo y error en su primera experiencia. Consiguió a una escuadra en problemas extradeportivos y tuvo que lidiar con ello. Con los rojinegros la situación fue un tanto diferente. No existió crisis, pero sí un conjunto hambriento de renovación y triunfos al que logró llevar, por ejemplo, a la final de la Copa Venezuela 2015 con piezas nobeles como Eduardo Herrera, Carlos Rivero, Homero Calderón, José Caraballo y compañía. No obstante, el grueso en su currículum se desprende del combinado patrio Sub-17 con el que logró un subcampeonato en el Sudamericano Argentina 2013 y clasificar así al Mundial Emiratos Árabes Unidos de ese mismo año en el que se quedó en fase de grupos. Su proceso gustó en la FVF y por eso decidieron otorgarle las riendas de la Sub-20 para continuar el proceso.

3) Perfil inédito. Rafael Dudamel tiene dos elementos que no son muy comunes para un técnico venezolano. El primero es que ha sabido trabajar con jóvenes e instaurar procesos de renovación sin prisa pero en marcha. El segundo, es que tiene versatilidad a la hora de elegir o trabajar con un sistema táctico. Antes de asumir a tiempo completo la Sub-20 criolla, el ex Estudiantes y Lara logró compenetrar a un cuadro rojinegro en el que la juventud prevalece, mientras que con la Sub-17 aplicó un inédito 1-3-5-2 con dos carrileros en el medio o en la defensa que brindó movilidad a su escuadra para competir al menos en el Sudamericano. También ha echado mano de un 1-4-3-3 sin mayor contratiempo. El ex portero se ha mostrado cómodo en escenarios tanto juveniles como profesionales, e incluso con deudas y problemas extradeportivos encima, y su perfil parece ir siempre en franco ascenso. Ahora, al hacer gala de su distinción, se encargará de la vinotinto mayor y Sub-20 al mismo tiempo, para seguir como un DT inédito en Venezuela.

4) Mejor visión. El nuevo seleccionador nacional ha pasado por la Sub-17 y Sub-20 casi en paralelo con una generación mundialista, y esto por supuesto le brinda un envidiable panorama acerca del futuro del combinado mayor. En estos momentos, Rafael Dudamel ve con nombres y apellidos el proceso de renovación de la vinotinto desde una ventana panorámica de cristal, mientras en el seno del fútbol nacional lo hacen desde una simple ventanilla. Además, su transitar previo por dos seleccionados seguramente le ha permitido insertar y trabajar su marca en la cabeza de cada uno de sus dirigidos, quienes no tendrán mucho que preguntarle al llegar el momento de disputar un partido con el equipo de mayores.

5) Conocimiento integral. En el primer apartado se hace mención de un perfil integral, y es que Rafael Dudamel fue jugador lo que, por supuesto, le permite entender psicológicamente mucho más fácil el sentir de un jugador en cualquier escenario y momento determinado. Se presentará como el estratega consejero, el que tiene vivencias como jugador y no como el que vivió siempre con traje y corbata, lo que podría disparar la empatía con la actual generación al tomar en cuenta que el yaracuyano se retiró apenas en 2010. El nacido en Guama jugó con 14 clubes diferentes entre los que destacan Estudiantes de Mérida, Deportivo Táchira y Unión Atlético Maracaibo en Venezuela, además de Independiente Santa Fe, América de Cali, Deportivo Cali (campeón en 1998), Millonarios (ganó la Copa Merconorte en 2001) en Colombia más el Mamelodi Sundowns sudafricano. Sus pasos internacionales también le recogieron experiencia que si bien no son como técnico, les sirven para hacer integral su perfil y además tener contactos que pudieran ayudarle si se complica más de la cuenta.

Si bien no es una razón, pero sí una ventaja, es el hecho de que a Rafael Dudamel no lo presionarán por la obtención de buenos resultados inmediatos, lo que encaja con el hecho de que en la FVF pueden ser pesimistas con la asistencia a Rusia. Si este es el caso, y en todo caso, el nuevo estratega nacional contará con mucho tiempo a favor para preparar el terreno de cara a Qatar 2022.

Publicidad